Adiós Manjaro, vuelvo a Linux Mint

Adiós Manjaro, vuelvo a Linux Mint

He usando Manjaro Linux aproximadamente 3 meses. Escogí el escritorio Cinnamon porque sinceramente, es el que más me gusta. La instalé para probar cómo era una distribución rolling release y de paso, el sistema pacman que nunca había usado.
En Distrowatch, la página que uso de referencia para conocer distros, es la primera del ranking que usa ese sistema y además había salido la nueva recopilación para descargar, la versión 16.06.

Ha coincidido en el tiempo que no he tocado grandes cosas que comprometan el sistema, como puede ser instalar programas a mano, por lo que tampoco he forzado errores. Me ha parecido un “todo en 1”, con casi todo lo necesario que necesita un usuario común y con escasos conocimientos para el día a día ya preinstalado. Un “Linux Mint de Arch” para entendernos. Todo va perfecto, pero me han pasado varias cosillas que me han hecho formatear. Las enumero

manjaro1

  • La instalación de temas me ha fallado. Instalé varios temas de escritorio desde el propio Cinnamon y algunos no he podido disfrutarlos. Aparecían espacios vacíos en el menú de selección o no se mostraban al seleccionarlo. Tenía 10 instalados y sólo mostraba 6. El color verde de Manjaro me resulta “asfixiante”.
  • Unidades USB con fallos. Tanto pendrives como hdd externos fallaban al conectarlos. Los pendrives se convertían en no accesibles, en modo sólo lectura contínuamente, imborrables incluso con Gparted. La detección también fallaba mucho. A veces reiniciaba el sistema y funcionaba todo correctamente. También montar isos me ha fallado y unidades para usar en Windows se convertían en ilegibles aunque fuera en sistema FAT
  • Gparted fallaba. Como he dicho antes, a veces uso Gparted para formatear y crear particiones en discos externos. No los uso mucho, pero quiero que funcione. Pero el programa, a veces no respondia o daba errores.
  • Actualizaciones demoradas. Como he dicho, probé Manjaro por ser Rolling Release. Contaba con actualizaciones habituales, pero no. La primera fué a mano lógicamente, al instalar el sistema. Un mes después, me apareció otra de más de 1Gb., lo que me pareció extraño Hasta el momento, ninguna más. Aunque sinceramente todo va bien, me pesaba bastante que Firefox no se actualizaba. Cuando todo el mundo tenía la versión 48, incluído Windows, desde hace varios días, yo tenía la 47.1.
  • No conozco Pacman. Aunque como he dicho, he hecho poco más que navegar, me sentía inseguro con la terminal. Lo poco que conozco es en APT y la documentación de ayuda disponible es bastante menos fluída con Pacman. Además están los repositorios AUR, lo que hace liarte un poco más.

Son quejas supérfluas, porque el sistema funciona correctamente hasta ahí. Es rápido, estable y ha sido una experiencia satisfactoria. Quizá no le he dedicado el tiempo necesario ni es el momento de aprender a usar pacman y solucionar los problemas.

escritorio

Desde el primer momento, la opción para instalar encima ha sido Linux Mint 18. No había probado la versión, pero sí he leído sobre sus nuevas mejoras. Así he vuelto con al sistema con el que me adentré en linux, después de usar varios meses Debian y Manjaro.
Ahora mismo no pienso en cambiar y quizá instale alguna distro más como ElementaryOS para ver las novedades más que para usar.

La idea es esperar a Debian 9 Stretch, ya que me gustó mucho la filosofía Debian con la versión 8 Jessie, pero tenía problemas de hardware que me hacían tocar el sistema.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s