Youshophosting: Crónica de un cabreo

Youshophosting: Crónica de un cabreo

Es mi primer artículo desde hace más de una semana. Me voy a permitir el lujo de desahogarme de lo que ha sido una tragedia anunciada.
El hosting dónde alojaba el blog me ha jugado una mala pasada. No es la primera vez así que, por lo menos en parte, algo de culpa tengo yo también.
Voy a nombrarlo para que cualquiera que lo lea, pueda escapar de él. YouShopHosting, un alojamiento con precios muy competitivos.

404
El blog lleva alojado allí desde 2014, y casi no he tenido problemas hasta ahora. Desde que empezó éste 2016, los problemas se suceden y las soluciones brillan por su ausencia.
En mi caso, cuando me disponía a enviar el ticket de soporte con la caída de mi blog, veo que no existe mi cuenta en la web del host. No existo como cliente. Asustado me hallé.
Tampoco hallé respuesta por Twitter, que tan socorrido es para éstas cosas.
Esperé un día, dos…  Sin respuesta. Aunque el blog sea de mala calidad, quizá inútil, es mucho el trabajo dedicado a él y me angustiaba perderlo. Seguían pasando los días y por fín, al cuarto, el dueño se dignó a contestar y “ayudarme”.
Una excusa tras otra, que si un disco duro en mal estado, que si las DNS de mi dominio (afortunadamente alojado en otro proveedor), que si estaban cambiando de servidores…. Todo afectaba, pero nada de los cuatro días sin respuesta, nada de las claves que no sirven de mi servicio contratado (y pagado hasta 2017) y lo que es más apabullante, sin ofrecerme una solución. mientras el blog seguía sin existir. Y todo por mensajes privados en Twitter.

Después de varios mensajes, se dignó a rescatarme el blog. Pasó otro día para volver a verlo online de nuevo y Oh sorpresa!!!…. La última publicación era de Febrero!!!
Había perdido 5-6 publicaciones y otros tantos artículos preparados. Lógicamente tenía copia de seguridad, pero seguía sin claves para acceder a mi CPanel, a mi base de datos, a mi ftp….  Tenía el blog pero impotente para poder restaurarlo.
Nuevamente mensajes cruzados, pidiéndole las claves de mi cuenta para acceder a restaurarlo. Incluso me llegó a ilusionar con un backup del día antes a la caída en su poder. Todo humo. Ni claves, ni Cpanel, ni backup, ni nada…. Todo desde la cuenta personal del impresentable de Pablo Maroto a través de Twitter, el dueño de la empresa de hosting.

Buscando nuevo hosting, me encontré con Nodenet, también con planes ajustados. Contraté, les expliqué mi caso y en escasas horas, sólo con mi clave de WordPress, me han rescatado el blog, me lo han alojado en sus servidores y por fín puedo seguir publicando. He perdido mucho trabajo, pero sigo para adelante.
Es una pena que impresentables como ese señor campe a sus anchas. Me consta que ha dejado a empresas sin web corporativa, a profesionales sin páginas de clientes… un máquina, vamos. Espero que se pudra, que la justicia a la que van a llegar algunos, haga eso mismo, justicia y que ésta calaña deje de abusar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s